Saltar al contenido
Conecttia

Cómo ofrecer una cita a quien nos atrae [¡Irrechazable!]

En el momento en que nos importa alguien, sea que nos conocimos en línea, sea frente a frente y nos marchamos agradando, llegamos al punto mágico de… tener que ofrecer una cita. Y para eso lo primero es entender cómo ofrecer una cita.

Tener diálogos en línea es entretenido, mas debemos ofrecer ese paso. Si no es como jugar la fútbol y no meter gol, como proceder a la fuente y no tomar agua y varios otros ejemplos más 😉

– Prueba esto –

Esto no en todos los casos es fácil, y tenemos la posibilidad de dudar.

En el momento en que alguien nos atrae menos es más fácil entender qué llevar a cabo, qué no llevar a cabo y nos ponemos menos alterados. En el momento en que encaramos el ofrecer una cita a alguien que nos atrae bastante la cosa cambia, porque no estamos tan seguros y nuestra iniciativa puede perder fuerza.

En este artículo vamos a tratar el como mejorar todo el desarrollo a fin de que la persona que disfrutas afirme sí de manera tan fácil tal y como si fuera un juego de pequeños.

Y además te servirá no solo para personas que hayas popular en línea, si no además frente a frente 😉

Cuándo ofrecer una cita por la red (o bien en persona)

Piensa en esto.

¿Cómo reaccionarías si alguien te para por la calle y te ofrece llevar a cabo un viaje juntos?

Indudablemente creerás que no está bien de la cabeza, o bien que es una broma de cámara esconde.

¿Y alguien a quien conoces muy poco?

Es posible que creas que es una gran idea, mas es más posible que creas que es algo próximamente para viajar en esa aventura, y probablemente afirmes que no.

En el momento de soliciar una cita para semejante. Hay unos tiempos, unos instantes o bien si escoges verlo de este modo una “temperatura de adquisición”.

No es semejante intentar venderle a alguien algo de lo que ve la necesidad. O bien que considera que lo requiere poco, o bien que no está seguro de que sea buena iniciativa adquirirlo.

A fin de que sea simple, vamos a suponer en el vínculo que haya habido hasta ese instante. Esto tanto tal y como si no les conocéis, les conocéis poco o bien sois amigos y compañeros de trabajo o bien estudios de hace un tiempo.

Observemos cada caso para cómo soliciar mejor esa primera cita y tender a lograrla. Exactamente en qué punto estáis. Comprenderlo hará incrementar las opciones de que te comenten que sí.

1. Cómo ofrecer una cita si sois dos personas ignotas

Este es la situacion de esa persona que ves de tanto en tanto, con la que te cruzas o bien que quizá trabaje en algún sitio por el que pases comunmente en tu día a día.

Vamos al grano. Aunque creas que sea la persona más extraordinaria de todo el mundo, o bien algo te lleve a cabo intuir que irá bien, no nos encontramos en una película romántica de Hollywood donde se dan estas historias increibles.

Vais a haber de conoceros antes, y para ello hay numerosas formas.

Si jamás habéis cruzado palabra, y no miradas puedes evaluar algo deslumbrante, tipo :

“Sé que esto no es lo frecuente, mas me ha apetecido bastante venir a saludarte”.

Fíjate que no nos encontramos pidiendo una cita. No te conoce, pensemos otra vez en el ejemplo de parar a alguien por la calle y soliciar viajar juntos.

Si ahora les habéis fijado visualmente el uno en el otro vas a poder aproximarte de forma totalmente justificada con algo de este modo

“Buenas, disculpa que te interrumpa…me apetecía aproximarme a saludarte. Resulta que me has semejante…”

Tras ello mencionamos un adjetivo que logre determinar a esa persona. Oséa, naturalidad y tratase de comenzar una charla.

O sea lo que te sugerimos ahora que es la manera más dinámica de comenzar una charla.

De esta forma, esto te dejará llegar para tener una charla de hallazgo y por consiguiente poder pasar a comprender un tanto, lo cuál será más simple para todo cuanto logre venir después, en un caso así el regresar a veros.

2. Cómo ofrecer una cita si les conocéis poco, o bien a lo largo de poco tiempo

Si les conocéis poco y se ve que hay alguna simpatía, vas a estar en una situación conveniente. Es posible que ahora hayáis hablado en alguna ocasión, que haya alguna simpatía.

Aquí hay que ofrecer un paso más. Lánzate a por esto y proponle ofrecer un paso más:

“Oye, ahora nos conocemos ya hace x tiempo. Lo cierto es que comentando comentando pienso que estaríamos a gusto yendo a x lugar a tomar algo juntos. ¿Qué tal el jueves antes de cenar media hora?”.

Oséa, la iniciativa debe ser fácil de aceptar.

– Advertisement –

Quedar en un lugar público donde el ámbito sea interesante, con una restricción temporal (pongamos media hora). Si estáis a gusto despreocúpate que les quedaréis más rato, y también podéis bromear con romper ese acuerdo previo.

3. Cómo ofrecer una cita si la relación va de film o bien sois amigos

Aquí deseas continuar continuando y más que mudar, agrandar el género de relación que tenéis.

Vas a deber accionar de forma franca y asertiva diciendo que, más allá de que no vais a parar de ser amigos, por tu parte no descartas que es alguien a quien desearías comprender mejor.

Aprovecho para decir aquí que en alguno de estos puntos las cosas como “piensa que es una señora de 60 años” o bien alguien que no disfrutas no trabajan para sentir menos nervios.

Tienen la posibilidad de trabajar algo en un corto plazo, mas contraría un hecho bien probado, que es que la forma de habituarnos a algo y liquidar la ansiedad – entre otras cosas pidiendo una cita – es llevarlo a cabo cuantas más ocasiones mejor y no engañándonos a nosotros.

No se perderá la amistad por ofrecer un paso más. Inclusive la puede hacer mas fuerte, porque vamos a estar siendo sinceos uno con otro.

4. Cómo ofrecer una cita si ahora les gustáis

Puede parecer una cosa obvia aquí, si ahora les gustáis debería ser fácil el ofrecer una cita. Ah amigo… mas no en todos los casos resulta de esta forma.

Algunas veces solicitarle una cita con quien ahora hay una atracción puede ser como subir a una montaña rusa si padecemos de vértigo.

¿Y si verdaderamente son imaginaciones mías?

¿Es posible que verdaderamente sí nos gustemos, mas y si me equivoco?

¿Y sí se lo digo y me afirma que no?

¿Y si se lo pregunto, permite mas en la cita dejamos de gustarnos?

Nuestra cabeza crea tantas ocasiones perjudiciales como puede, en varias oportunidades ¡Vamos a probarle que se confunde!

El 99% de ocasiones no pasa aquello que tememos. Si tenemos la impresión de que nos gustamos con alguien… muy seguramente sea de este modo.

Sea de manera explícita, esto es de manera tácita, si poseemos esa sensación posiblemente esa persona esté atraída por y al reves.

El paso siguiente lógico será el ofrecer quedar. Otorga ese paso, propón, invita. Te lo agradecerás a ti y te lo agradecerá esa persona.

Más arriba estábamos diciendo de ponerlo fácil. Esto todavía es de este modo. Más abajo hallarás la manera de lograr que tu iniciativa sea irrechazable.

Llegó la hora de la realidad

En esta clave se apoyarán el resto de consejos, oséa con respecto al ofrecer. Debemos terminar manifestando nuestras pretenciones.

¡Y estas son buenas! Puede ser un ganar – ganar para los dos. Y a veces la distingue está en decir o bien no decir. En publicar nuestra convidación.

Poseemos dos configuraciones, el ser directos o bien el ser indirectos.

Siendo indirectos en nuestras proposiciones tenemos la posibilidad de hallar que la otra persona se concluya fijando en , por supuesto que sí… mas nada nos lo garantiza.

Si consideramos que en los almuerzos en la cafetería o bien en el momento en que poseemos una hora libre en la capacitad, esta persona se puede terminar fijando en , cierto. Esta clase de ocasiones siempre pasó y proseguirá pasando. El azar o bien el fácil hecho de encajar ha acabado uniendo a bastante gente.

Nos puede salir bien, si le sacamos partido a las relaciones y exponemos nuestra personalidad. En ocasiones no se debe llevar a cabo nada a fin de que el otro se fije en , la atracción no es una elección. Mas va a haber casos en que deberemos llevar a cabo más.

No obstante, siendo directos es como te aseguro que la otra persona se va a fijar más en ti sí o bien sí. Ahí vamos a estar recorriendo ese espacio que en ese instante les divide, y llevarlo a cabo de frente.

En el momento en que alguien actúa directamente y sincera con nos impacta, pasa de ser un individuo neutral a ser alguien susceptible de gustarnos. Propón tu cita de forma justificada y la activa entre nosotros comenzará a mudar.

Con respecto al accionar recurrente de todos , precisamente te invito a que seas directo. Las relaciones han evolucionado y van ocupando otro papel popular más acorde al siglo XXI, mas amigo, quienes van a por lo cual desean y detallan lo que quieren sin máscaras prosiguen siendo muy apreciados.

Esto quiere decir, si lo quieres de forma sutil, exhibir el interés por quien disfrutas. De hecho, a todos esto nos chifla, no lo olvides.

Cruzando este espacio que les divide online recta y no en círculo, además, les vais a estar desmarcando de otra gente que revoloteen a la vera de tu objeto de amor. De esta forma actuamos como personas sinceras, francas, asertivas y que van a por lo cual desean. Y esto resulta muy interesante.

Cómo ofrecer una cita de manera irrechazable

Piensa que un individuo adivina con un plan que le agradaría llevar a cabo contigo y te impacta con esto, pareciendo adivinar tus apetencias y tus deseos.

O sea más fácil si el otro ahora nos conoce y se lo curra pensando qué nos puede agradar llevar a cabo. Es una exhibe de interés (consejo: cúrratelo ahora que esa persona te resulta interesante).

Imaginemos que con quien deseas tener una cita futura actúa en un conjunto de danza y estrenan una obra suya. Ya que te compras una entrada, verás el espectáculo y después le cuentas qué te pareció y las conmuevas que te provocó exactamente la misma.

No tiene que ver con llevar a cabo cosas estrafalarias si no que sean distintas a eso que haría el resto de personas. Desmárcate. Si te tiene éxito será espectacular. Si te sale menos bien, vas a tener la satisfacción de haberlo intentado poniendo toda la carne en el asador.

Por otro lado hay proyectos que son bien difíciles de negar. Piensa que te dicen:

”Este viernes hago una celebración en el chalet de mi familia. Es un lugar con un jardín colosal, vamos a hacer cena allí mismo, van a venir a tocar unos amigos que tienen una banda de jazz, quien desee puede quedarse a reposar allí sin inconvenientes. Va a venir muy gente molona, chicos y chicas, y me encantaría que vinieses. Sin ti la celebración será menos celebración. Además para sentirte más cómodo/a invita a alguna de tus amistades si deseas”.

¿Lo rechazarías fácilmente? Ahora me prosigues…

La situacion concreto de la primera cita con alguien que has popular en línea

Aquí todavía vamos a poner más fácil el ofrecer quedar. Ofrecer ese paso de estar comentando en línea a llevarlo a cabo frente a frente requiere que el desarrollo salga de manera dinámica más si cabe.

Te vamos a ofrecer que te centres en dos cosas. La primera será tirar (aún más) de humor. Oséa, sacarle hierro al tema de quedar por vez primera frente a frente.

Fíjate que los dos podeis estar alterados, y el sentido del humor siempre es algo que facilita que las dos personas se relajen y vean el lado bueno de esto.

Tienes muchas fórmulas para eso. Te ofrecemos unos cuantos:

“X, pensaba hoy que no sea cosa que (esta aplicación o bien web) entre en bancarrota y cierre… tu y deberíamos quedar en persona. ¿Qué te se ve? 🙂 A mi me gusta aún más que que me den un premio Nóbel.”

“Aseguran que en las distancias cortas es donde una colonia de hombre se la juega. No sé si es cierto, mas deseo corroborar si es verdad ¡Deberíamos quedar esta semana para conocernos!”

La segunda, descubre las objeciones que logre tener la persona. En una charla frente a frente poseemos la muy valiosa información de la comunicación no verbal. En línea no, de esta forma que debemos preguntar de manera directa.

“X pienso en que sería espectacular poder conocernos. Te pregunté hace una semana y no me respondiste, aunque hemos seguido comentando. Sería espectacular que me afirmaras si hay algo que lo impide, o bien qué te se ve la iniciativa”.

Entre el primer acercamiento y la cita siguiente

Una situación muy común, nos conocemos un viernes noche, estamos hablando, nos ofrecemos una manera de contacto y nos mencionamos de regresar a hablarnos.

Cuantos comienzos de relación o bien citas futuras se han caído en este punto de tránsito.

Quizás en ese instante no tengamos la posibilidad tener una cita instantánea y por esto solicitamos el contacto. Veremos que tenemos la posibilidad de llevar a cabo a fin de que de ese acercamiento inicial tengamos la posibilidad proponer una cita exitosamente. Deberemos lidiar con la indecisión.

Aquí la clave es por qué razón vamos a quedar y a hablarnos otra vez. Gustarnos un tanto puede ser fundamento bastante mas incompleto.

En esta web puedes hallar bastante material sobre cómo ligar por whatsapp o bien programas semejantes, a distancia, hasta consejos sobre qué decir en el momento en que llamamos. Todo lo mencionado puede ser útil mas se sosten 100% en el trabajo previo que hicimos frente a frente con la persona.

¿Nos vio como alguien creíble ?

¿Sexualizamos y le dejamos claro nuestro interés?

¿Dejamos que nuestra forma de ser brotara sin barreras?

De ser de este modo hemos conseguido dejar huella y que nos recuerde. Aquí vamos a usar el esquema siguiente para justificar nuestra cita.

Te coloco otro ejemplo:

“Tamara, estuve muy a gusto el sábado comentando contigo. Recuerdo que mencionamos el tema de tomar una café de los buenos. ¿Qué te se ve si la semana próxima quedamos por la tarde para ir al centro, continuar charlando y si después nos hace gusta proceder a ofrecer un recorrido?”.

O bien una opción.

“¡Buenas Fabián! Oye se me olvidó comentarte que mi amiga organiza un acontecimiento este fin de semana. Será entretenido. Y de paso estamos hablando un rato tu y que tengo ganas de regresar a escucharte contar esas historias tan chulas”.

Mientras que estamos hablando y nos van respondiendo, tenemos la posibilidad de explotar para continuar conociéndonos mejor, consolidar el vínculo y que la persona admita quedar con .

Mas si esto no trabaja totalmente bien, hay elecciones. Entre otras cosas el enviar mensajes entretenidos, ocurrentes. Se habla más de desmarcarnos y continuar dejando huella que de parecer que nos encontramos locos.

Aunque aquí te confesaré que alguna cosa absurda o bien asombroso de tanto en tanto puede venir bien, si ello pega con tu forma de ser.

¿Qué hago si no me termina de contestar que sí?

Si ahora poseemos un sí disponemos ya que de un sendero para continuar continuando en nuestra interacción. Si poseemos un no… nos atrae menos. Mas además es un sendero. Ahí puedes elegir lucharlo más o bien no y continuar por otros lares.

Con tu actitud, persistencia y siguiendo estando ahí puedes mudar un no a un sí o bien un ahora observaremos. Un quizás es medio sí, no lo olvides, deberás continuar adelante porque la cosa pinta bien.

En ocasiones el tiempo juega a nuestro favor, llama la atención y estamos recibiendo un mensaje de un individuo de la que ahora no aguardábamos recibir novedades. Esto pasa, fundamentalmente si hiciste bien los puntos prevos que hemos ido hablando.

Aquí es buena iniciativa el tener dos formas o bien espacios de contacto. Entre otras cosas teléfono con correo instantánea y su contacto en una comunidad.

O bien alguno de estas cosas y entender un espacio donde cada semana acostumbra ir, como una cafetería, asociación cultural etc. Aumentarás las posibilidades y los “impactos” a fin de que se fije en ti.

Consejo final

Este punto es dependiente en única de ti. Quizás aquí supongas “Aun de esta forma… me asusta proponérselo y me echo atrás”.

En el final la vida pertenece a los que deciden ofrecer un paso más. De este modo que entre decir y no decir, ofrecer y no ofrecer… pienso que la opción está clara 😉

Te afirmaré una cosa más:

¿deseas recibir un no (que por lo menos es temporal, como te afirmaba) o bien la oportunidad de recibir un sí?

Y aún más esencial,

¿deseas sentirte orgulloso o bien orgullosa de haberlo intentado?

¡Estoy convencido de que sí! Y seguramente habrán personas que apreciarán esto.

Otorga ese paso y seguramente en el final terminas teniendo más aventuras espectaculares que las que consigas imaginar.

Y diviértete con los resultados positivos de ahora entender cómo ofrecer una cita.

– Prueba esto –